RENE ALONSO HERRADA

200712550

 

 

 

 

 

 

 

 


ECOSISTEMAS

 

 

 

 

 

 

                                                                                                                                                                                                   

INDICE

 

JUSTIFICACIÓN 1

INTRODUCCION 2

TIPOS DE ECOSISTEMAS 3

CLASIDICACIÓN DE ECOSISTEMAS 4

NIVELES DE ORGANIZACIÓN 5

ECOSISTEMAS DE  MEXICO 6

CONCLUSION 7

 

 

 

 


 


Justificación

 

E

l concepto ecosistema es especialmente importante para comprender el funcionamiento de la naturaleza y multitud de cuestiones ambientales. Conocemos el medio ambiente que nos rodea y como aprovecharlo; de él obtenemos alimentos que se cultivan, todo producto que viene de los animales de la región y materiales que podemos encontrar, utilizar para la vida cotidiana, del cual también obtenemos agua.

Debemos conocer  más sobre nuestros ecosistemas, los factores que componen, las relaciones, contaminación, tipos, causas y otros aspectos que llegan a influenciarlos.

 

 

 

 


INTRODUCCIÓN

 

U

n ecosistema es un sistema natural que consiste en un conjunto de organismos vivos y el medio físico en el que se relacionan. Es una unidad compuesta de organismos independientes que comparten el mismo hábitat.

Es el conjunto de especies de un área determinada que interactúan entre ellas y con su ambiente abiótico; mediante procesos como la depredación, el parasitismo, la competencia y la simbiosis, y con su ambiente al desintegrarse y volver a ser parte del ciclo de energía y de nutrientes. Las especies del ecosistema, incluyendo bacterias, hongos, plantas y animales dependen unas de otras. Las relaciones entre las especies y su medio, resultan en el flujo de materia y energía del ecosistema. En un principio se aplicó a unidades de diversas escalas espaciales, desde un pedazo de tronco degradado, un charco, una región o la biosfera entera del planeta, siempre y cuando en ellas pudieran existir organismos, ambiente físico e interacciones.

El ecosistema puede ser tanto terrestre como acuático, por lo que es central siempre la interacción de los organismos vivos con los otros elementos del medio ambiente.

Hay tipos de ecosistemas y luego los que se derivan de estos. Pero por lo general casi todos los ecosistemas se engloban en estos ecosistemas: El Chaparral, el arrecife de coral, desierto, ecosistema urbano, zonas litorales, bosque, selva, sabana, taiga, tundra, etc.


 

 

 

Tipos de ecosistemas

 

Ecosistema terrestre:

         Aproximadamente una cuarta parte de la superficie terrestre está formada por los continentes e islas que son la porción seca del planeta. Allí tiene asiento los ecosistemas terrestres continentales, la mayoría de los cuales se localizan en el hemisferio norte. Las alturas de la masa terrestre se elevan desde el nivel del mar hasta elevaciones montañosas de aproximadamente 9000 mts. La mayoría de los seres vivos terrestres se distribuyen en los primeros 6700 mts. Aunque se han hallado esporas de bacterias y hongos en la atmósfera a mayores alturas.

 

Ecosistema acuático:

         Los ecosistemas acuáticos incluyen las aguas de los océanos y las aguas continentales dulces o saladas. En los medios acuáticos los problemas principales son el abastecimiento de oxígeno (O2) y la disminución de la luz a medida que aumenta la profundidad (hasta llegar a la falta total de iluminación en las profundidades marinas), y también a una escasez relativa de nutrientes, o de la posibilidad de acceder a ellos. Por otra parte, en estos ecosistemas la influencia del clima es mucho menor, ya que las características propias del agua amortiguan las diferencias de temperatura.

 

 

 

 

 


Clasificación de ecosistemas

 



 


 

 

 

 


 

 

 

 

 


NIVELES DE ORGANIZACIÓN

 

La organización de la naturaleza en niveles superiores al de los organismos es la que interesa a la ecología. Los organismos viven en poblaciones que se estructuran en comunidades. El concepto de ecosistema aún es más amplio que el de comunidad porque un ecosistema incluye, además de la comunidad, el ambiente no vivo, con todas las características de clima, temperatura, sustancias químicas presentes, condiciones geológicas, etc. El ecosistema estudia las relaciones que mantienen entre sí los seres vivos que componen la comunidad, pero también las relaciones con los factores no vivos.

 

Componentes del ecosistema.

Los ecosistemas están conformados por elementos no vivos o componentes abióticos, la abiota, y por componentes vivos o bióticos, la biota. Estos interactúan para proveer los materiales y la energía necesarios para que los organismos sobrevivan.

*      Abiota

            La abiota se compone por la energía, la materia (nutrientes y elementos químicos) y los factores físicos como la temperatura, la humedad, el rocío, la luz, el viento y el espacio disponible.

*       La energía puede ser trasformada de una forma (como la luz) a otra (como alimento o biomasa), mas nunca puede ser creada o destruida.

*       La Materia es todo aquello que tiene masa y ocupa un espacio. Es el sustento de la vida. Los animales, plantas y minerales están compuestos de materia.

*       El carbono, el oxigeno, el hidrogeno, el nitrógeno, el fósforo y el azufre constituyen a los macro nutrientes, los cuales son los elementos esenciales con los que los organismos vivos construyen proteínas, grasas y carbohidratos o azucares. Estos seis elementos conforman los complejos orgánicos encontrados en todos los seres vivientes. Junto a estos se encuentran los micronutrientes, los cuales son sustancias traza necesarias, como el cobre, el zinc, el selenio y el litio, y son regulados por ciclos junto con los macro nutrientes para que estén disponibles en el medio físico.

 

*    Biota

La biota está compuesta por los organismos vivos de un ecosistema, los cuales se dividen en dos categorías generales: los autótrofos y los heterótrofos. Esta distinción se basa en sus necesidades nutricionales y el tipo de alimentación.

*       Los autótrofos o productores son organismos capaces de producir su propio alimento. Auto, “a si mismo”; trophos, “nutrición”. Los fotótrofos los constituyen la mayoría de las plantas verdes y algas que emplean la energía solar para convertir elementos químicos relativamente simples, como el dióxido de carbono, el agua y nutrientes, en compuestos complejos (carbohidratos, lípidos y proteínas). Los quimiótrofos convierten los compuestos inorgánicos en energía, por ejemplo, las bacterias que viven en el fondo del mar alrededor de ventilas

 

*       Los heterótrofos o consumidores son aquellos que comen partes de células, tejidos o materiales de desecho orgánico de otros organismos para su subsistencia. Los heterótrofos obtienen la energía química necesaria en forma directa o indirecta de los autótrofos, y por tanto, de manera indirecta del sol. Los macro consumidores ingieren partes y cuerpos enteros, vivos o muertos, de otros, de otros organismos; aquí se incluyen los herbívoros o consumidores primarios, los carnívoros o consumidores secundarios, los omnívoros o consumidores terciarios, y los detritívoros o consumidores de detritus (materia orgánica en proceso de descomposición, partes de tejidos y desechos).

 

 

 

 

 

 


 


ECOSISTEMAS DE MEXICO

 

BOsQUe MesoFILO de MONTAÑA

Este ecosistema se caracteriza porque se encuentra envuelto en neblina la mayor parte del tiempo, por ello también es llamado bosque de niebla. Se desarrolla en territorios que están entre 800 y 2 mil 400 metros sobre el nivel del mar, con temperaturas de 0 a 23 grados centígrados, así como lluvias abundantes. Entre su fauna se pueden hallar: ardillas, halcones, palomas, codornices, pavones, quetzales, tigrillos, tucanes esmeraldas, víboras de cascabel, viejos de monte y una gran variedad de mariposas.

En tanto que la flora se compone de abetos, álamos, encinos, magnolias, mano de león, ocozotes, palo de baqueta, pinos, etc. De acuerdo con el Inventario Forestal Nacional, este ecosistema cubre el 0.07 por ciento del territorio del país y se halla en la Sierra Madre Oriental, desde Tamaulipas hasta Oaxaca, con excepción del Istmo, además hay algunas áreas en los estados de Chiapas, Colima, Estado de México, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Nayarit y Sinaloa.

 

 

 

 

SELVA BAJA

En este ecosistema predomina la vegetación que pierde sus hojas con el cambio de estación, por ello también se le llama bosque tropical caducifolio. Se caracteriza porque sus árboles no superan los 15m de altura y permiten el paso de luz solar al suelo, favoreciendo la diversidad de vegetación pequeña. Se encuentra en regiones con alturas menores a mil 900 metros sobre el nivel del mar. Tiene clima cálido, temperatura de 22 a 29 grados centígrados y presenta una temporada de sequía y una de lluvias. La selva baja es habitada por águilas arpías, guacamayas verdes, iguanas, jaguares, monos araña, monstruos de gila, pericos, tapires, tucanes, etc.; entre las plantas se pueden encontrar: amapas, cactus columnares y de candelabro, cazahuates, copales, cuajiotes, palo blanco, etc. Las selvas bajas se aprecian en los estados de Chiapas, Chihuahua y Sinaloa, y de acuerdo con el Inventario Forestal Nacional ocupan el 6.98 por ciento del territorio mexicano.

 


 

BOSQUE ESPINOSO

Este ecosistema se caracteriza porque está poblado de árboles con espinas, de ahí su nombre. Se desarrolla en territorios localizados entre el nivel del mar y 2 mil 200 metros de altura, con temperatura de 17 a 29 grados centígrados. Presenta pocas lluvias y una larga temporada de sequía (dura de 5 a 9 meses).

LoS bosques espinosos son bajos, pues entre su flora incluyen: acacias, cardones, cactus, mezquites, palo blanco, huizaches, tintales, etc.; y todos ellos son especies que no superan los 15 m de altura. En cuanto a la fauna algunas especies comunes en este ambiente son: armadillos, codornices barbadas, conejos, escorpiones, osos hormigueros, pericos frente naranja, etc. Según el registro del Inventario Forestal Nacional, el bosque espinoso está presente en el 0.91 por ciento del territorio nacional y se halla distribuido de forma discontinua y esporádica en los estados de Campeche, Chiapas, Durango, Estado de México, Oaxaca, Quintana Roo, Sinaloa, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán.

 

 

BOSQUES DE CONIFERAS y ENCINOS

Estos dos bosques muchas veces son considerados ecosistemas distintos aunque están relacionados estrechamente. Se les puede llamar bosques templados de zonas montañosas; crecen en altitudes menores a 3 mil metros sobre el nivel del mar, en regiones con temperatura de 10 a 20 grados centígrados y nivel de lluvia medio. Por lo general, su vegetación mide de 6 a 30 m, y se conforma de pinos, encinos, abetos, cipreses, robles, etc.; además es una de las mas diversas (en México habitan la mitad de las especies de coníferas existentes en el mundo y 150 de las de encinos). La fauna se integra de ardillas, codornices, gatos monteses, guajolotes silvestres, palomas de collar, zacatuches, etc. De acuerdo al inventario Forestal Nacional, el bosque de encino cubre el 4.29 por ciento del país y el de coníferas ocupa el 8.66 por ciento. Ambos se distribuyen en el eje Neovolcánico, la sierra madre occidental y oriental, así como las sierras de Baja California, Chiapas y Oaxaca.

 


 

MATORRAL XERÓFILO

Este es el ecosistema más abundante en México, pues de acuerdo con el Inventario Forestal Nacional cubre el 34.81 por ciento de la superficie de la República. Corresponde tanto a las zonas áridas como a las semiáridas y pertenece al bioma denominado desierto. Se ubica en regiones entre é1 nivel del mal y 2 mil 500 metros de altitud. Presenta temperatura de 12 a 26 grados centígrados y lluvias escasa (solo en verano).

La flora representativa se compone de cactus, cardones, cenizos, cirios, estafiates, garambullos, gobernadoras, maguelles, ocotillos, sahuaros, etc.; mientras que la fauna se integra de berrendos, borregos cimarrón, codornices escamosas, conejos matorraleros, halcones, lechuzas, liebres de cola larga, monstruos de gila, ratas canguro, serpientes, zorras norteñas, etc. Se puede apreciar en los estados de Baja California, Chihuahua, Coahuila, México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco y Sonora, así como una franja que va desde Puebla hasta Oaxaca.

 

 


 

PASTIZAL

Esté ecosistema popularmente conocido como zacatal, debe su nombre a que carece dé árboles Y su vegetación predominante son los pastos. Por lo general, se ubica después de un matorral xerófilo y da paso a un bosque de montaña templado, es decir, es un intermediario entre ambos ecosistemas. Se desarrolla entre los 1100 y 2mil 5oo metro sobre el nivel del mal, en regiones con temperaturas que oscilan entre 12 y 20 grados centígrados. Presenta pocas lluvias pues su temporada de sequía es larga, (dura de 6 a 9 meses) Su vegetación típica incluye numerosas gramíneas, leguminosas, cactáceas, etc.; mientras su fauna común agrupa águilas reales, berrendos, halcones, perritos de la pradera y Venados bura, entre otros. Se estima qUe este ecosistema cubre el 10 por ciento del país; se puede hallar en los estados de Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Oaxaca, Puebla, San Luís Potosí, Tlaxcala y Zacatecas.

 


 

PANTANO

Este ambiente se origina en áreas inundadas temporal o permanentemente por agua dulce o salada (estos últimos son anegaciones costeras comúnmente llamadas marismas). Los pantanos de agua dulce poseen suelos poco o nada permeables (como arcillas y limos), por ello es que se inundan; suelen ubicarse en terrenos interiores, en los que confluyen aguas de una cuenca cerrada o bien, en valles de ríos que han disminuido su caudal.

Entre la vegetación predominante de este ecosistema se encuentran: cañas, carrizos, escobillas, juncos, mimbres, sauces, etc. Algunas de estas plantas llegan a ser tan abundantes que forman un propio ecosistema, tal es el caso del popal y el tular.

En tanto, la fauna se compone de cigüeñas jabirú, cocodrilos de pantano, iguanas, nutrias, ranas, ratones almizcleros y algunos felinos. Según datos de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, los principales pantanos de México se ubican en los estados de Campeche, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán.

 


 

ESTUARIO

La laguna costera, como también se le conoce, es el ecosistema que forman los cuerpos de agua ubicados en la unión de un río con el mar; así, se caracteriza porque cuenta con una mezcla de agua salada y dulce. La vegetación predominante en los estuarios son juncos y eneas, además de fitoplancton. En tanto, la fauna común incluye: águilas pescadoras, camarones, caracoles, garzas, jaibas, langostas y abundantes peces. Según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, México cuenta con 137 lagunas costeras, de las cuales 92 se ubican en el litoral del Pacífico y 45 en el Golfo de México y el Caribe; las más sobresalientes se localizan en los estados de Campeche, Chiapas, Nayarit, Oaxaca, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán. Los estuarios suelen estar cerca de marismas, estancamientos de agua salada y dulce en los que la vegetación predominante es herbácea, los cuales constituyen otro rico ecosistema.

 


 

SELVA MEDIANA

El bosque tropical subcaducifolio, como también se le llama, es un ecosistema intermedio entre selvas altas y bajas, por ello comparte algunas especies vegetales y animales con ambas.

Se caracteriza porque durante en invierno al menos la mitad de sus árboles pierde las hojas, lo que reduce el típico color verde del bosque. Se presenta en regiones ubicadas entre el nivel del mar y mil 300 metros de altura, con temperaturas que van desde los 0 hasta los 28 grados centígrados. Cuenta con abundantes lluvias, pero presenta una larga temporada de sequía. En flora incluye plantas como: capomo, cedro rojo, ceiba, palo mulato, parota, primavera, etc.; en tanto que entre su fauna encontramos animales como: ardilla gris tropical, conejo brasileño, grisón, puerco espín y taira, entre otros. Este ecosistema se distribuye en: Colima, Jalisco, Nayarit, Oaxaca, Sinaloa y Yucatán, pero se desconoce qué porcentaje del territorio nacional ocupa pues el Inventario Forestal Nacional lo incluyó en la selva alta.

 


 

SELVA ALTA

También conocido como bosque tropical perennifolio es el ecosistema rico en diversidad, gracias a que cuenta con abundante agua y una temperatura promedio de 20 a 26 grados centígrados. La selva alta se caracteriza porque siempre mantiene su color verde, debido a que las especies vegetales que la conforman no pierden sus hojas (entre ellas están árboles como: caoba, chicle, cuerillo, frijolillo, laurel, mamey, paque, zapo, etc.).

La flora crece en varios estratos; los árboles más altos superan los 30m, en tanto que los medianos miden 25m y los más pequeños, 20m. La fauna típica de esta selva es muy exuberante e incluye jabalíes, jaguares, monos, murciélagos, osos hormigueros, pericos, serpientes, tapires, tucanes, entre otros. De acuerdo con el inventario Forestal Nacional de Gran Visión las selvas altas cubren el 4.4 por ciento del territorio nacional y se les puede apreciar en los estados del sureste de México: Campeche, Chiapas, Oaxaca, Tabasco y Veracruz.

 


 

MANGLAR

Este ecosistema de transición entre las zonas terrestres y marinas es uno de los más ricos y diversos en el mundo. Para su desarrollo precisa de clima cálido, temperaturas entre 20 y 25 grados centígrados y suelo con textura fina. La vegetación predominante es el mangle (de ahí su nombre); esta especie y otros helechos de mangle, también frecuentes en estas zonas, pueden alcanzar alturas de 2 a 25 m y cuentan con adaptaciones especiales, como raíces para sujetarse de los suelos fangosos y órganos que eliminan las sales del agua en la que habitan. La fauna reúne ánsares azules, gallaritas, patos golondrinos, pericos, tapires, lagartijas, culebras, víboras y varios peces que escogen este lugar para desovar o alimentarse. Según datos de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, los manglares ocupan 488 mil 367 hectáreas de la República, de las cuales el 57 por ciento se localizan en el litoral Pacífico y 43 por ciento en el Golfo de México.

 


 

ARRECIFE DE CORAL

Es un ambiente marino muy famoso por sus curiosas estructuras y su colorida diversidad biológica. Este ecosistema se desarrolla en aguas claras y poco profundas, en lugares con climas cálidos tropicales donde la temperatura nunca es inferior a 16 grados centígrados. El arrecife se forma de la acumulación de esqueletos de corales, moluscos y algas calcáreas; los corales vivos crecen sobre los esqueletos de los ya muertos, por tanto, en condiciones apropiadas, este ecosistema se eleva de 1 a 100 cm. al año. La vegetación se compone de algas y fitoplancton; la fauna, en tanto, es muy extensa, por nombrar algunas especies, se pueden hallar: anguilas, cangrejos, caracoles, erizos, esponjas, gusanos tubícolas, langostas, morenas, pulpos, tiburones, etc. Según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, los arrecifes de coral se distribuyen a lo largo de las costas del país, principalmente en Baja California Sur, la zona del Caribe y Veracruz.

 



 


 

 

 

 


CONCLUSIÓN

 

Considerado entre los diez países más ricos del mundo en especies animales y vegetales, México pertenece a las naciones llamadas megadiversas. Una de las condiciones que más destacan de esta biodiversidad es que del 30 al 50% de esas especies son endémicas, y aunque México ocupa el decimocuarto lugar mundial en cuanto a superficie, posee más especies que muchos países de Europa y Norteamérica juntos.

La biota mexicana es una de las más variadas y se estima que tiene cerca del 10% de todas las especies de plantas y vertebrados terrestres del planeta.

Los seres vivos que habitan en un lugar no solo viven juntos, sino que se necesitan unos a otros para alimentarse, reproducirse o simplemente para protegerse. También requieren de factores físicos y todos ellos se organizan para conservarse y susbsistir. En los últimos tiempos la mano del hombre ha modificado mucho los ecosistemas, poniendo en peligro la supervivencia de los organismos. Cada elemento vivo y no vivo de los ecosistemas tiene una función importante que hay que preservar.